Guía Completa del Ayuno Intermitente

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
  • Métodos del Ayuno Intermitente
  • Sus beneficios prácticos y de salud
  • Cómo funciona fisiológicamente
  • Por qué es una excelente herramienta si estás buscando bajar de peso y/o perder grasa y/o llevar un estilo de vida más saludable.

Antes de empezar dejemos algo en claro…

 
El Ayuno Intermitente no es una nueva dieta que está de moda. 
 
Es una herramienta para hacer tu alimentación más disfrutable y flexible.
 
Vengo haciendo Ayuno Intermitente hace 4 años.
 
Me salteo el desayuno y como 2 a 3 comidas por día. La primera alrededor de las 3 de la tarde y la segunda a las 10 de la noche. A veces incluyo un snack en el medio. Después ayuno por un mínimo de 16 horas hasta que arranco a comer de nuevo el día siguiente a las 3 de la tarde.
 
Incluso a veces ayuno por 24 horas y como 1 sola vez por día.
 
Si te estás preguntando…
 
¿Cómo es posible? ¿No es que saltearte el desayuno te hace mal? ¿No hay que comer muchas comidas pequeñas durante el día? ¿No es que si no como por más de 4 horas mi cuerpo empieza a perder músculo? 
 
¿Esto está estudiado? ¿No es peligroso?
 
Tranquilo amigo, esto es real.
 
Es simple de implementar a tu estilo de vida y tiene incontables beneficios para tu salud. En este post te voy a explicar que es el Ayuno Intermitente y todo lo que viene con él.
 
Desde que empecé a hacerlo, aumenté mi masa muscular y reduje mi porcentaje de grasa corporal. Soy más fuerte en el gimnasio y tengo más energía.
 
Todo esto, mientras mantengo mi vida social, sin sacrificar mi estilo de vida, yendo al gimnasio 4 veces por semana y entrenando NO MÁS de 1 hora y media por día.
 
Pero esto no fue siempre así.
 
Solía seguir los consejos convencionales…
 
5 comidas por día, cada 2 a 3 horas, todas comidas pequeñas y “sanas”.
 
Vegetales, frutas, carne, pescado, pollo, frutos secos, batidos proteicos…
 
Todo tipo de comida “mala” o “no sana” estaba prohibida o solo permitida 1 vez por semana.
 
El entrenamiento 5 o 6 veces por semana, musculación para sacar músculo e intenso aeróbico para perder la grasa. Lo que resultaba en 2 horas o más de gimnasio.
 
¿Están mal estos consejos?
 
La respuesta es depende.
 
¿Estás dispuesto a sacrificar toda tu vida para conseguir y mantener un buen cuerpo?
 
 
Porque si estás dispuesto a no comer nunca más esas comidas “malas”…
 
A dejar de lado esas comidas ricas que comés con tus amigos o en eventos sociales…
 
Abandonar el alcohol cuando salís con amigos…
 
A ocuparte de lo que comés cada 2 horas, 5 veces por día…
 
Y estás dispuesto a entrenar 2 horas por día en el gimnasio, matarte corriendo en la cinta, haciendo bicicleta o aeróbico funcional…
 
Entonces sí. Esos consejos te van a servir.
 
Pero si sos como yo y el 99% del planeta que tiene su trabajo, su familia, su vida social y no puede dedicarle todo ese tiempo a su cuerpo, el Ayuno Intermitente puede ser una mejor alternativa.
 
Lo que tenés que entender es que estos consejos son dados por personas que su único trabajo es verse bien. 
 
Son modelos, actores, personal trainers…
 
O nutricionistas que simplemente tienen la información, pero los ves y te das cuenta que claramente que no viven lo que enseñan.
 
Estas personas tienen el lujo de poder dedicar su vida a esto ya que es su trabajo y les pagan por ello.
 
Y creeme que te hablo por experiencia…
 
Desde muy joven siempre quise tener un cuerpo increíble y seguí estos consejos al pie de la letra.
 
Durante 4 años estuve probando estos consejos convencionales, cambiando dietas y rutinas constantemente, sin conseguir resultados.
 
Me inspiraba…
 
Arrancaba con todo a entrenar y a comer bien e incluso veía algunos resultados en mi cuerpo.
 
Pero siempre terminaba volviendo a mis viejos hábitos o abandonando todo.
 
Porque simplemente, esta manera de comer y entrenar es INSOSTENIBLE.
 
Mi objetivo nunca fue que tener un cuerpo increíble sea el único objetivo en la vida.
 
Mi objetivo era tener un cuerpo increíble para complementar y mejorar mi vida.
 
Entonces…
 
Vamos a lo que te interesa.
 
Contarte un poco como el Ayuno Intermitente puede llegar a ser una gran alternativa para vos…
 
¿Qué es el Ayuno Intermitente y cómo puede ayudarte?
 
El Ayuno Intermitente no es una dieta. Es una estrategia. Una herramienta de alimentación para hacer que conseguir y mantener un cuerpo increíble sea fácil, divertido y sostenible.
 
No cambia lo que comés, si no cuando comes.
 

¿Cuáles son sus métodos?

Hay varios métodos:

– Método 5:2: 5 días comes libremente, 2 días ayunas (no lo hago, no lo recomiendo y por ello no me extiendo más.)
– Metodo 23/1: u OMAD (one meal a day): se trata de 1 comida al día donde incluís todas tus calorías del día. 
– Método 20/4: 20 horas de ayuno, 4 horas de ingesta donde ingerís todas tus calorías necesarias del día.
– Método 16/8: 16 horas de ayuno, 8 horas de ingesta donde ingerís todas tus calorías necesarias del día.

Recomiendo y hago el 80% de mis días el 16/8 así que vamos a hablar más en profundo sobre él.

¿Cómo se hace?

 
Es muy simple. En las 24 horas del día tenes una ventana de ayuno mínimo de 16 horas (8 estás dormido) y una ventana en la cual comés de 8 horas.
 
Por ejemplo, hoy me levanto, salteo el desayuno, como una comida grande a las 3pm, después vuelvo a comer 10pm y luego no como hasta las 3pm del día siguiente.
 
Estas ventanas pueden variar, personalmente, hay días que ayuno 16 horas y hay días que llego a ayunar 24 horas. Más adelante vas a entender por qué.
 
En la ventana de ayuno, no comes nada. Podes tomar cualquier liquido sin calorías. Café, té, mate, agua con gas son muy buenas opciones para aguantar el hambre.
 
De todas maneras, luego de 2 a 4 semanas, tu cuerpo se adapta a esta forma de comer y ya no tenés más hambre en tus periodos de ayuno.
 
 
¿Por qué vale la pena estructurar los horarios de comida así?
 
La razón principal por la cual muchos pruebal el Ayuno Intermitente es para perder grasa. Es una gran manera de perder grasa corporal sin tener que hacer una dieta ridícula ni cortar tus calorías a números muy bajos. 
 
De hecho, cuando arrancas a hacerlo podés comer exactamente lo mismo que venís comiendo y vas a perder grasa automáticamente (hasta cierto punto. Después tenés que bajar las calorías si queres seguir perdiendo peso)
 
Con todo esto dicho, lo más importante para mí, es que el Ayuno Intermitente es una de las estrategias más simples para conseguir un buen cuerpo y mantenerlo, ya que no requiere un completo cambio en tu estilo de vida para conseguirlo.
 
Cae en la categoría de “lo suficientemente simple para que lo hagas, y a la vez, lo suficientemente significativo para hacer la diferencia”.
 
Y si estás pensando que comiendo 1 o 2 veces por día te haría pasar hambre, déjame decirte que pasa todo lo contrario.
 
Al comer 2 comidas abundantes, y al acostumbrar a tu cuerpo al ayuno, no pasas más hambre.
 
Personalmente, cuando comía 5 a 6 veces por día, llegaba la noche y me agarraban antojos fuertes. Sufría mucho por el hambre y esto causaba que termine comiendo de más.
 

Con el Ayuno Intermitente, llega la noche, como una gran comida y esos antojos ya no existen en mi vida.

Esto ocurre por una hormona llamada grelina.

Esta hormona regula el hambre y se dispara en los horarios en los cuales la entrenamos para recibir comida.

Es decir, que si comes 5 veces al día, la grelina se dispara 5 veces en esos horarios causando la sensación de hambre.

Si comes 2 veces al día, se va a disparar esas 2 veces y en esos 2 horarios.

¿Recordás como mencioné que a veces hago ayunos de 24 horas?
 
Bueno. Estos días son los que salgo a comer o me quiero dar un gusto.
 
Como una comida abundante (sushi, hamburguesas, papas fritas, asado, etc.) y si quiero un postre (chocolates, helado, etc.).
 
Y de nuevo, si bien no es lo “optimo” nutricionalmente al usar este método al día siguiente me levanto impecable.
 
Me mantuve en un déficit calórico y por ello me mantengo encaminado con mi objetivo de perder grasa.
 
Entonces…
 
¿Cómo funciona el Ayuno Intermitente en nuestro cuerpo? (Explicación fisiológica)
 
Para entender como el ayuno intermitente lleva a perder grasa, primero tenemos que entender la diferencia entre el estado de alimentación del cuerpo (fed state) y el estado de ayuno (fasted state).
 
En el periodo de alimentación, nuestro cuerpo está absorbiendo la comida. Este periodo dura de 3 a 5 horas hasta que tu cuerpo digiere y absorbe lo que comiste.
 
La insulina es la hormona que se encarga de absorber los nutrientes y se dispara cada vez que comemos. 
 
 
La insulina tiene picos CADA vez que comés algo, para «avisarte» en ese momento que está OK absorber lo que estás comiendo.
 
 
Ese es el período de absorción. Ahí el cuerpo está almacenando nutrientes.
 
 
Con respecto a la grasa, la insulina tiene como trabajo «agarrar» los ácidos grasos y los guarda en las células de grasa.
 
 
Esto quiere decir que SIEMPRE que hay picos de insulina estamos almacenando grasa como reserva de energía.
 
Una vez que la insulina terminó su trabajo y nos permitió abrirnos y recibir los nutrientes, AHÍ empieza a bajar a su nivel de base.
 
Una vez que la insulina vuelve a su nivel base se libera el glucagón.
 
El glucagón es una hormona que hace todo lo contrario a la insulina.
 
El glucagón es la hormona que le permite a los nutrientes que fueron almacenados, SALIR de la célula para ser utilizados como energía.
 
 
El glucagón se libera SOLO cuando la insulina bajó a su nivel base.
 
En simple, la insulina tiene como trabajo ALMACENAR nutrientes.
 
El glucagón tiene como trabajo LIBERAR nutrientes (Acceder a esos nutrientes almacenados y utilizarlos como energía.)
 
Tenemos que esperar 4 horas después de comer para que la insulina baje a su nivel base y se libere el glucagón
 
Si comés cada 2 horas, la insulina nunca llega a bajar a su base. 
 
En este caso, al comer cada 2 horas, el único momento donde quema grasa el cuerpo, es durmiendo.
 
¿Se entiende por qué es beneficioso tener períodos de ayuno para perder grasa? ¿Y por qué es tan difícil hacerlo con 5 comidas por día?
 
Al comer 5 comidas por día tenemos constantes picos de insulina y es imposible que se libere el glucagón.
 
Después del lapso absortivo de nutrientes tu cuerpo entra en lo que se conoce como el estado post-absorción. 
 
Que es una manera elegante de decir que tu cuerpo no está digiriendo más comida…
 
 
Este estado post-absorcion dura de 8 a 12 horas, y luego entramos en el estado de ayuno (fasted state)
 
En este estado, es todavía mucho más fácil que tu cuerpo queme grasa ya que tus niveles de insulina son muy bajos.
 
Cuando estás en este estado tu cuerpo puede acceder a esa grasa que era inaccesible en el periodo de alimentación. Entramos en un estado en el cual nuestro cuerpo utiliza las reservas (la grasa) para darnos energía.
 
Dado que no entramos en el estado de ayuno (fasted state) después de 12 horas de nuestra última comida, es muy raro que comiendo de la manera convencional nuestros cuerpos entren en este estado puro de quema de grasa.
 
Esta es una de las razones por las cuales las personas que arrancan a hacer ayuno intermitente, van a perder peso sin cambiar lo que comen, cuanto comen, o cuanto ejercicio hacen.
 
Ayunar pone a tu cuerpo en un estado en el cual está quemando grasa, que raramente vas a acceder si seguís los horarios convencionales de comida.
 
Con los horarios convencionales de comida, la única manera para que quemes grasa es haciendo dietas muy bajas en calorías. 
 

Así funciona nuestro sistema digestivo al hacer Ayuno Intermitente…

Ahora…

 

¿Qué otros increíble proceso ocurre?

Renovación celular: en el 2016 el biólogo celular Yoshinori Oshumi recibió el premio nobel de fisiología y medicina por sus descubrimientos sobre el ayuno y la autofagia celular. Para hacertelo simple, cuando pasamos a nuestro cuerpo por períodos largos de ayuno, nuestras celulas inician un proceso conocido como autofagia celular. Este proceso se lo conoce como un «reciclaje natural» de nuestras células. Las células se «comen» aquellas células muertas o que ya no sirven y las utilizan para reconstruirse.

Este proceso de reciclaje de celulas es como una desintoxicación natural por la cual pasamos al cuerpo.

Pero bueno, ese es sólo 1 de los beneficios…

 
 
LOS BENEFICIOS DEL AYUNO INTERMITENTE:
 
Hoy en día entiendo que lo más importante para conseguir y mantener un cuerpo increíble es la constancia.
 
Y para hacer esto una realidad, cuando quiero implementar un nuevo hábito, hago todo para que sea todo lo más simple y libre de estrés posible.
 
1- El Ayuno Intermitente hace tu día mucho más simple.
 
El hecho de comer 1 o 2 comidas por día hace que me tenga que ocupar de cocinar 1 o 2 veces en vez de 5.
 
Antes arrancaba el día y tenía que pensar en que iba a comer y preparar esa comida. E incluso después de comerla, necesitaba un rato largo para que esa comida se procesara y me deje listo para encarar el día.
 
Hoy en día me despierto, tomo un vaso de agua, un café y estoy listo para arrancar mi día.
 
Este método te da la posibilidad de ocuparte no de 1, ni de 2, si no de 3 comidas menos.
 
Imagínate todo lo que podrías hacer con ese tiempo extra.
 
2- Disfrutá de las comidas que más te gustan.
 
Al comer 1 o 2 comidas por día, tenes la posibilidad de jugar con las calorías de lo que comés.
 
Si bien lo mejor es que estas comidas sean nutritivas y estés comiendo las proteínas necesarias para que tu cuerpo aumente en músculo y pierda grasa de la manera más óptima…
 
La realidad es que tenemos una vida social, salimos a comer, tomamos alcohol, e incluso a veces queremos darnos un gusto.
 
El problema con la manera convencional de comer es que cuando llega la noche, y es la hora de salir a comer o con amigos a tomar algo, ya venís con 3 comidas encima… 
 
y las calorías que te quedan por comer en el día son muy pocas.
 
Dado que las comidas “malas” suelen ser muy altas en calorías, te terminas pasando de tu límite diario y ahí es cuando engordás.
 
Por otro lado, si ayunaste todo el día, a la hora de comer estas comidas tenes 2000+ calorias para comer y se vuelve mucho más simple no pasarte y podés salir y disfrutar tranquilo.
 
3- Ayuno Intermitente para vivir más tiempo.
 
La evidencia científica muestra que restringir las calorías es una manera de alargar nuestra vida.
 
Pero hay un pequeño problema: ¿quién quiere morirse de hambre para vivir más?
 
No se vos, pero personalmente soy de esos que quieren vivir una vida larga y disfrutarla. 
 
Morirme de hambre y restringirme de comer, no suena como algo muy disfrutable.
 
La buena noticia es que cuando entramos en el período de ayuno que realizamos con el ayuno intermitente se activan muchos de los mismos mecanismos que se activan cuando restringís tus calorías.
 
En otras palabras, obtenés los beneficios de vivir más tiempo sin el sufrimiento de restringir tus calorías.
 
4- El Ayuno Intermitente es mucho más fácil que seguir una dieta.
 
Una vez que la gente supera la estúpida idea de que tenes que comer todo el tiempo, el Ayuno Intermitente se hace muy fácil de implementar.
 
“Las dietas son simples en la contemplación, pero difíciles en la ejecución. El Ayuno Intermitente se hace difícil en la contemplación, pero fácil en la ejecución”.
 
Todo el mundo se contempla en hacer una dieta y una vez que encuentra una que le gusta, suena súper fácil.
 
Por ejemplo, decidís comer puros vegetales y frutas y te imaginás haciendo licuados y batidos cada 3 horas y disfrutás de la idea.
 
Ahora, cuando comenzás a hacerlo y te das cuenta todos los cambios que tenes que hacer en tu vida para implementar esta dieta, la seguís por un tiempo, pero terminás abandonando.
 
Por el otro lado, el Ayuno Intermitente suena difícil en la contemplación.
 
¿No comer por 16 a 24 horas? ¿Estás loco? Te pregunta la gente cuando explicas lo que estás haciendo.
 
“Yo nunca podría hacer eso” dice la mayoría.
 
Pero una vez que arrancás, es un chiste seguir. No te preocupas más por la comida, la nutrición se te hace algo fácil, sin esfuerzo y sostenible.
 
Dejás de pensar en la comida, es una liberación increíble.
 
Y una vez que te acostumbrás, dejás de tener hambre. Aunque es difícil superar la idea de aguantar ese tiempo sin comida, una vez que comenzás a hacerlo, luego de 2 semanas te acostumbrás e incluso no querés comer hasta tarde.
 
5- Ayunar beneficia a la piel
 
Darle a tu cuerpo un período extendido sin tener que digerir comida le permite desintoxicarse por si mismo.
 
Digerir comida constantemente a lo largo del día pone mucho estrés en tu cuerpo y este estrés tiene que salir por algún lado y muchas veces este estrés se manifiesta en nuestra piel.
 
6- Increíble claridad mental
 
Ese cansancio post-comida desaparece. 
 

Te levantas a la mañana y toda tu energía está focalizada en lo que tenes que hacer.

Al ayunar tu cuerpo no está utilizando energía para digerir comida y así es como alcanzas niveles de concentración que no alcanzarías con una comida encima.

Como ya dije, no ocupar tu mente y tu cuerpo con comida, te permite ocuparte de aquellas cosas importantes en tu vida.

 
No ocupás tu mente pensando en que tenes que comer cada 2 horas. No ocupás tu cuerpo cocinando cada dos horas y lo liberás de digerir comidas todo el día.
 
Desde que me salteo el desayuno soy más productivo y eficiente con mi tiempo.
 
7- Beneficios de salud:
 
Hay estudios que muestran que ayunar por períodos largos, previene el cáncer, diabetes y muchas más enfermedades.
 
Como mencionamos antes, el cuerpo al no estar procesando comida todo el tiempo entra en este increíble proceso de desintoxicación y renovación celular.
 
Nuestro cuerpo actúa inteligentemente y puede regularse solo si se lo permitimos.
 
El Dr. Jason Fung (MD) explica en mayor profundidad en su libro “The Obesity Code” como aplicando períodos de ayuno prolongados, transformó la vida de cientos de clientes en su clínica. Curando desde enfermedades simples hasta la diabetes.
 
Personalmente, desde que empecé a hacer Ayuno Interminte (4 años) no tuve ni un resfríado en cuanto a enfermedades y mi cutis cambió por completo.
Ahora paso a explicarte por qué es una excelente herramienta para perder grasa y/o peso y por qué puede ser tu mejor alternativa si ese es tu obetivo.
 
¿Por qué el Ayuno Intermitente es la mejor herramienta para perder grasa?
 
Como antes mencionamos, no cambia lo que comes, si no cuando comes.
 
Esto quiere decir, que es importante que sepamos comer bien en nuestras horas de ingesta.
 
Ahora…
 
¿Qué es comer bien?
 
Esto no significa «comer sano». Cualquiera sea tu idea de lo que eso significa.
 
Si te pones a investigar, vas a terminar encontrando lo siguiente:
 
Para cambiar nuestra composición física, tenemos que manipular nuestras calorías diarias y nuestros macronutrientes. Es decir, cuantos gramos de proteína, carbohidratos y grasas ingerimos.
 
Cada persona va a necesitar distintas calorías y macronutrientes por día dependiendo de su edad, altura, peso y objetivos (ya sea que quiera perder grasa, bajar de peso, construir músculo o mantenerse como está).
 
Pero a fin de cuentas, sin importar que alimentos o dieta particular elijas, lo más importante para transformar tu cuerpo es eso. (no importa si para conseguirlo usas una dieta cetogénica, vegetariana o paleo).
 
Lo que importa es que comas de manera constante y a través del tiempo el número de calorías, proteinas, carbohidratos y grasas para tu cuerpo y objetivo.
 
«pero yo hice x dieta y pude bajar de peso».
 
Sí.
 
Lo que hacen dietas pre-armadas es asegurarse de ser bajas en calorías y al limitarte a poca variedad de alimentos. De esa manera se aseguran de que no te pases de ese número calórico por día y de que ingieras los macronutrientes que necesitas.
 
Ahora…
 
Supongamos que sos un hombre de 23 años y para tu objetivo de perder grasa y construir músculo tenés que comer 2000 calorías diarias.
 
¿Por qué el ayuno intermitente es tan útil?
 
Porque ayuda con la adherencia.
 
Ayuda con que te adhieras a esas 2000 calorías diarias a través del tiempo de una manera más disfrutable si tuvieses que hacerlo en 5 comidas diarias.
 
¿Por qué?
 

Podes comer más abundante en cada comida, tenes que ocuparte de 2 a 3 comidas menos en el día a día y podes incluir comidas más altas en calorías a tu día. (es más fácil incluir una comida «chatarra» si tenés 1500 calorías libres que si te quedan 300 por el día y tenes que restringirte esa comida «mala»).

Personalmente, este fue el método que finalmente me permitió ser constante con mi alimentación. Soy una persona que prefiere comer abundante y que lleva una vida social activa. 

 
 
PREGUNTAS Y OBJECIONES COMUNES: ROMPIENDO MITOS.
 
“¿No se supone que hay que comer cada 3 horas?”
 
Este es el mito más común y más falso que conozco.
 
Esta idea fue popular por mucho tiempo por lo siguiente:
 
Tu cuerpo al procesar comida está gastando energía y como resultado quemando calorías. El pensamiento detrás de comer cada 3 horas es que mientras más seguido comas, más trabajo hace tu cuerpo y más calorías quemás.
 
Acá está el problema con este pensamiento:
 
La cantidad de trabajo TOTAL que realiza tu cuerpo para digerir la comida es proporcional al tamaño de la comida que ingeriste. Es decir, que si comés 6 comidas de 400 calorias que equivalen a 2000 calorias en el día, el cuerpo va a hacer el mismo trabajo total para digerir 2 comidas de 1000.
 
En simple, no importa si metes tus calorías diarias en 10 comidas o en 1, vas a terminar en el mismo lugar.
 
“Es imposible para mí. No aguanto más de 4 horas sin comer, me moriría.”
 
Cuando me vienen con esto, me gusta hablarles de nuestros antepasados cavernícolas.
 
¿Te los imaginas con una heladera, utensillos para cocinar y comiendo cada 3 horas?
 
Obvio que no…
 
Se levantaban a la mañana y salían a buscar la comida del día e incluso podían estar días sin comer.
 
Honestamente, creo que el mayor problema de la gente al arrancar esto, es mental. Porque en práctica, realmente no es nada difícil.
 
La razón por la cual la gente rechaza tanto este método es porque no se habla lo suficiente al respecto. 
 
Ayunar es algo sumamente común para un ser humano e incluso es practicado por muchas religiones hoy en día.
 
 
La razón por la cual no se habla del Ayuno Intermitente es porque nadie gana dinero con este sistema.
 
Ninguna compañía va a ganar plata diciéndote que NO comas sus productos. Es un tema con muy poca publicidad detrás, por lo cual no es algo a lo que estás expuesto constantemente.
 
El resultado es que pienses que es algo extraño, lo cual no es cierto.
 
“Pero si no como cada 3 horas mi cuerpo entra en el estado catabólico y pierdo músculo”
 
Mito.
 

Para entrar en un periodo de catabolismo, período en el cual nuestro cuerpo utiliza músculo para darnos energía, tenemos que estar un mínimo de 48 horas sin comer.

De hecho, cuando hacemos ayuno intermitente, aumenta nuestra hormona de crecimiento. Hormona encargada de regular nuestra construcción muscular.

 

Si tu objetivo es construir músculo, no le tengas miedo al ayuno intermitente porque no vas a perder músculo. Ese es un mito sin fundamento.

Lo importante es que te encargues de entrenar en el gimnasio y de que en tu período de ingesta comas las calorías y macronutrientes necesarias para tu cuerpo.

“¿No es el desayuno la comida más importante del día?”

Mito. 

No hay ningún estudio que demuestre beneficios de desayunar ni bien nos levantamos. 

El cuerpo ni bien se levanta está deshidratado. Lo primero que quiere es hidratarse, recibir los rayos del sol y empezar a moverse.

Venimos descansados de la noche y tenemos la suficiente energía en nuestro cuerpo para hacer nuestras actividades (reservas de grasa).

Lo menos que quiere el cuerpo en este momento es iniciar un proceso metabólico para empezar a digerir comida.

Nuevamente pensemos en nuestros antepasados.

No tenían comida ni bien se levantaban. Evolutivamente estamos programados para no desayunar ni bien nos levantamos y salir a conseguir comida.

Te repito, no existe «la comida más importante del día»

Importa tu total calórico y de macronutrientes por el día.

NOTAS FINALES:
 
 
Espero que éste post te haya servido para entender lo increíble que es éste método y te haya clarificado muchos de los mitos que hay alrededor de este tema.
 
Seguro que quedan muchas cosas por mencionar y explicar, pero para no sobrecargarte te dejo con esto.
 
Si estás buscando empezar a hacerlo, te recomiendo el método popularizado por LeanGains: 16 horas de ayuno y 8 horas de ingesta.
 
Sinceramente, este método me cambió la vida a mí y a muchos de mis clientes. Es por eso que hago mucho énfasis en él y hago todo lo posible para promoverlo.
 
Habiendo dicho todo esto…
 
Como mencioné al principio, este método es una herramienta y no una nueva dieta de moda.
 
Tiene incontables beneficios, pero para empezar a aplicarlo de la manera correcta y alinearlo con tus objetivos, tenés que saber como alimentarte y entrenar para la situación en la que estás actualmente.
 

Para ayudarte con esto, creé un cuestionario para entender mejor tu situación actual, tu objetivo y que debés hacer para conseguirlo.

Una vez completado te voy a mostrar cuantas calorías y macronutrientes deberías estar comiendo para tu cuerpo y objetivo, cómo optimizar tu entrenamiento para construir músculo y cómo usar el ayuno intermitente para acomodar todo esto en tu día a día.

Allá nos vemos!

Descubrí cómo conseguir el cuerpo de tus sueños

Completa el cuestionario para identificar tu situación, definir tu objetivo y descubrir cual es el plan ideal para tu situación actual.

Deja Un Comentario

Fasting Shape

Queremos ayudarte a conseguir el cuerpo que siempre soñaste, implementando un método disfrutable y sostenible.

Artículos Recientes

Seguinos

Último Video