Cómo Quemar Grasa Corporal – Simples Pasos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Para la mayoría de los hombres (y mujeres también), perder grasa es la mejor decisión que pueden tomar para conseguir ese cuerpo que están buscando, mejorar su salud y tener más energía.

Para tener un cuerpo increíble necesitas 2 cosas:
 
1 – Un decente desarrollo muscular
2 – Un porcentaje bajo de grasa
 
Y aunque muchos no lo crean, la mayoría de los hombres tienen un decente desarrollo muscular.
 
La mayoría cree que tiene que construir músculo para verse bien, cuando la realidad es que reducir la grasa corporal provoca resultados mucho más notables.
 
Como mencioné en otros posts, un cuerpo increíble es una ilusión óptica.
 
No necesitas muchísimo músculo, si no, parecer que tenes muchísimo músculo.
 
La realidad es que debajo de la grasa, nuestros músculos están…
 
Y con solo perder grasa podemos ver esa definición muscular que da la ilusión de un cuerpo increíble.  (No es solo una ilusión… El cuerpo lo tenés, pero espero que se entienda el punto.)
 
Hay que recordar las tres cosas para el cuerpo masculino ideal:
 
Masa, definición y proporción.
 
Incluso, si te ponés como objetivo perder grasa, entrenás inteligentemente y comes de manera estratégica, lo más probable es que ganes músculo en el proceso. En especial si sos principiante.
 
CÓMO EMPEZAR A PERDER GRASA ESTA SEMANA:
 
Vas a escuchar todo tipo de argumentos cuando se trata de las razones por las cuales bajamos o subimos de peso:
 
La calidad de la comida, que hay que cortar carbohidratos, no comer grasas, que hay que comer muchas comidas pequeñas, eliminar harinas, entre muchos otros mitos estúpidos.
 
Cuando se trata de perder grasa, todo se reduce un concepto super simple:
 
Comer menos calorías de las que tu cuerpo consume.
 
Esto se define como déficit calórico.
 
Esto es un hecho. Si comés menos calorías de las que consumís, vas a bajar de peso.
 
Esto no quiere decir que no tenés que comer vegetales, buenas proteínas, etc. La calidad nutricional de la comida es importante para tus niveles de energía, testosterona, hormonales, entre otros…
 
E incluso si tu objetivo es ganar músculo y perder grasa, comer la cantidad adecuada de proteínas y balancearlo con carbohidratos y grasas es la manera más óptima de encararlo…
 
Pero…
 
En FastingShape no buscamos hacer lo más óptimo.
 
Seguir una serie de reglas al pie de la letra y castigarnos si no las cumplimos es la receta para terminar abandonando todo.
 
Nuestro objetivo es llegar a un cuerpo musculoso y bajo en grasa de una manera disfrutable y fácil de mantener…
 
Por ello, estos son los 5 conceptos CLAVE que descubrí en mí a la hora de encarar el camino a 8% de grasa corporal.
 
 
1 – CONSISTENCIA: 
 
Para perder grasa tenés que comer menos de lo que estás acostumbrado por un par de semanas o meses.
 
Sí. No hay otra…
 
Y no vas a lograrlo si tu plan no es fácil de seguir.
 
No importa si sos un maestro de la disciplina, si no tenés un plan a seguir disfrutable y sostenible…
 
Un plan que se adhiera a tu estilo de vida actual…
 
Que te permita comer tus comidas favoritas…
 
Y que no requiera mucho tiempo de tu día…
 
Vas a abandonarlo y volver a tus viejos hábitos.
 
 
2 – ELECCIÓN DE TUS COMIDAS:
 
 
El hambre y los antojos son los obstáculos más grandes a la hora de perder grasa.
 
Por eso es crucial que elijamos comidas que nos llenan y nos mantienen satisfecho.
 
De todas maneras, no vas a ser feliz comiendo siempre las mismas comidas aburridas y sin gusto…
 
Por esta razón, la clave es incluir con moderación tus comidas favoritas…
 
En mi caso son la pizza, las hamburguesas, las papas fritas, el sushi y obviamente no puede faltar el helado.
 
Mientras te mantengas en un déficit calórico, es decir, comiendo menos calorías de las que tu cuerpo consume en el día, la perdida de grasa no se va a detener.
 
El truco está en encontrar un balance entre esas comidas nutritivas y nuestras comidas favoritas.
 
 
3 – AYUNO INTERMITENTE:
 
 
Si tuviese que elegir un punto para que prestes atención…
 
Eligiría este.
 
El Ayuno Intermitente hace que perder grasa sea muchísimo más fácil, disfrutable y divertido.
 
Esta estrategia engloba todos los puntos que estoy mencionando en uno solo.
 
Nos ayuda con la consistencia, el balance entre nuestros platos preferidos y comidas nutritivas, y a combatir el hambre y los antojos.
 
Esta estrategia, se trata de ayunar por un periodo de 16 horas y comer en una ventana de 8 horas. (la ventana de ayuno se puede estirar a más. Yo intercalo entre ayunos de 16 y 24 horas en mis semanas).
 
Que no te asuste esto, es mucho más simple y fácil de lo que suena.
 
De 7 a 10 horas de esas 16 estás dormido, asique lo único que tenes que hacer, es saltearte una comida…
 
Dado que los eventos sociales (fiestas, cenas, eventos, etc.) son de noche, la mejor idea es saltearse el desayuno…
 
Como te dije antes, el hambre y los antojos son el problema #1 a la hora de encarar un plan para perder grasa.
 
¿Cómo ayuda el Ayuno Intermitente?
 
A- La mayoría de los antojos y momentos de hambre vienen de noche. Cuando comes 1 o 2 comidas abundantes tarde en el día, los antojos y el hambre desaparecen.
 
B- Acostumbrarse a los periodos de ayuno hace que nuestro cuerpo no sienta más “hambre falsa”. Al comer muchas veces en el día, nuestro cuerpo se acostumbra a esperar esto, entonces sentimos hambre cada 2 o 3 horas cuando en realidad, nuestro cuerpo tiene reservas de energía (grasa) de sobra para mantenernos vivos.
 
C- Los eventos sociales en general son de noche. Esto significa que, si queremos salir a comer, vamos a meter muchas calorías. Al haber estirado nuestra primer comida hasta más tarde, nos permite darnos los gustos y mantenernos en un déficit calórico.
 
D- Tenes más calorías para jugar en cada comida, comes más abundante y como efecto es mucho más satisfactorio.
 
E- Es mucho más difícil comer de más porque tu ventana de comida es mucho más pequeña.
 
F- Elimina la necesidad de “permitidos”. Podés hacer tu comida de la noche tan grande, e incluyendo comidas tan ricas, que se siente como si estuvieses haciendo trampa.
 
 
4 – ENTRENAMIENTO CON PESAS:
 
¿Podés bajar de peso y perder grasa sin entrenar?
 
Absolutamente.
 
El problema de hacer eso es el siguiente:
 
La mayoría de las personas buscan perder grasa y bajar de peso para conseguir un cuerpo más atractivo.
 
Si sólo te dedicás a bajar de peso y no lo complementás con un entrenamiento, las chances de que consigas un cuerpo atractivo son bajas. (Al menos que ya tengas una base sólida de músculo)
 
Lo que descubrí en mí y en muchos de mis clientes es que entrenar de manera consistente crea un efecto dominó en tu vida dónde estás mucho más motivado para apegarte a tu plan de alimentación.
 
Al mezclar el entrenamiento con un déficit calórico vas a estar desarrollando tu músculo y al perder la grasa ese músculo se va a empezar a mostrar.
 
Incluso si tu objetivo es perder grasa por cuestiones de salud, hacer musculación es lo mejor que podés hacer.
 
Entrenar con pesas tiene los siguientes beneficios para tu salud:
 
A – Acelera tu metabolismo y promueve la quema de grasa.
 
B – Fortalece tu estructura ósea.
 
C – Mejora tu postura, tu sueño, tu estádo de ánimo y energía.
 
D – Efectos Anti-Aging
 
Entre muchos otros…
 
En conclusión, hacer entrenamiento de pesas en vez de dedicarle tiempo al aeróbico va a promover tu quema de grasa, ayudarte de manera más efectiva a crear ese cuerpo atractivo que estás buscando y lo mejor de todo va a mejorar tu salud de incontables maneras.
 
5 – REDUCIR EL AERÓBICO
 
Como ya sabés lo único que se necesita para perder grasa es estar en un déficit calórico.
 
Comer menos cantidades de comida no es ningún paseo por el parque…
 
Vas a tener hambre, sufrir de antojos y menos energía (si hacés las cosas de manera inteligente como dormir bien, incluir comidas nutritivas y tu déficit es pequeño, podés anular este problema).
 
Mucha gente relaciona el aeróbico con la pérdida de grasa. La razón es que cuando hacés aeróbico quemás calorías y tu cuerpo como consecuencia entra en el déficit calórico. Ahora, esas 500 calorías extra que quemaste por 40 minutos de aeróbico, las podés simplemente NO consumir…
 
Además, pasás a ser dependiente de esos 40 minutos de entrenamiento. Si no lo hacés todos los días tu pérdida de peso se estanca.
 
Personalmente descubrí en mí y en mis clientes que el aeróbico en exceso provocaba mucho hambre, cansancio innecesario y gasto de mucho tiempo en el gimnasio.
 
Sin mencionar el esfuerzo de los 40+ minutos del ejercicio…
 
Lo cierto es que si entrenás con pesas y estás en un déficit calórico vas a perder grasa y conseguir un cuerpo increíble.
 
El aeróbico es realmente innecesario y una pérdida de tiempo para ello.
 
Personalmente le dedico de 5 a 10 minutos a saltar la soga antes o después de mi entrenamiento con pesas por los beneficios cardiovasculares que trae.
 

Al eliminar el aeróbico hacemos nuestro plan mucho más disfrutable y sostenible en el tiempo. De esta manera, nos aseguramos de ser consistentes y no sólo llegar a nuestro cuerpo objetivo, si no también mantenerlo en el tiempo.

Descubrí cómo conseguir el cuerpo de tus sueños

Completa el cuestionario para identificar tu situación, definir tu objetivo y descubrir cual es el plan ideal para tu situación actual.

Deja Un Comentario

Fasting Shape

Queremos ayudarte a conseguir el cuerpo que siempre soñaste, implementando un método disfrutable y sostenible.

Artículos Recientes

Seguinos

Último Video